Reseña: Cuernos (Joe Hill)

Datos técnicos:

Título: Cuernos (Horns)
Fecha de publicación: 17 de noviembre de 2010
Autor: Joe Hill
Traductor: Laura Vidal
Editorial: Suma de Letras / Punto de Lectura
Género: Terror
Número de páginas: 456
Precio: 9,99 €

Sinopsis:

La vida de Ig Perrish es un verdadero infierno desde que su novia Merrin fuera asesinada un año atrás, en un episodio que si bien le fue ajeno tendió sobre él un manto de sospechas que nunca pudo sacudirse. Una mañana, después de una fuerte borrachera, se encuentra con unos cuernos creciendo en su frente. Con el pasar de las horas descubrirá que tienen un extraño efecto en la gente: les hace contarle sus más oscuros deseos y secretos. Así, Ig se entera de que todo el pueblo, incluso sus padres, creen que él fue quien mató a Merrin. Tras el desconcierto de los primeros momentos, Ig aprenderá a sacar ventaja de ser el mismísimo diablo… Es hora de que el diablo tenga lo que se le debe.

Joe Hill, príncipe del terror y autor prodigio de la exitosa novela El traje del muerto, vuelve a ponernos los pelos de punta con esta extravagante, original e imaginativa historia, en la que todo es, aparentemente, extraño e inexplicable.

Opinión personal:

Para aquellos que no lo sepan, comenzaré diciendo que Joe Hill no es el nombre completo del autor. Su verdadero nombre es Joseph Hillstrom King, hijo de Stephen King.

Desde el principio, Hill ha querido ganarse a su público por su prosa y sus historias, nunca por su apellido. Esto es algo que, en mi opinión, le honra y dice mucho de él. Dice mucho de su capacidad de trabajo, de la confianza que tiene en su talento y de su intención y voluntad de escribir terror sin parecerse a su padre.

joe-hill

Y lo consigue. Vaya si lo hace.

Personalmente, todo lo que Joe Hill escribe, me fascina. Es un autor que, supongo, aún tiene cosas que aprender, pero que a mí me parece un auténtico Maestro. Desde luego, ha heredado las cualidades de su padre, e incluso se permite el lujo de ser mejor en algunos aspectos (como en los finales, por ejemplo).

Conocí a Joe Hill por El traje del muerto,una novela que, para ser una ópera prima, destila calidad y originalidad por los cuatro costados. Han pasado unos cuantos años que la terminé, pero algunas escenas aún perduran en mi mente. Después, tuve la suerte de pasar a los cómics (donde creo que reside su auténtico talento), y me maravillé con Locke & Key.

Si hay algún amante de los cómics en la sala que aún no haya leído Locke & Key, por favor, que lo haga. Puede que Hill tenga un talento especial para el Noveno Arte, pero si hubiera hecho una saga literaria de esta historia, estoy convencido de que sería tremendamente famoso.

Prometo que, cuando todos los arcos argumentales estén terminados, y leídos, haré una reseña en condiciones de Locke & Key.

Dejando de lado los cómics, Hill acaba de publicar en España NOS4A2, cuya pronunciación es Nosferatu (puede parecer una chorrada, pero creo que dice mucho sobre la originalidad y valentía de su autor). Es una novela a la que tengo muchas ganas, pero antes era necesario hincarle el diente a Cuernos.

cuernos

Siendo justos, tengo que decir que no estaba preparado para lo que iba a encontrarme en las páginas de esta novela. Es muy suya, pero es que nada lo suyo se parece.

En primer lugar, creo que Hill no siempre escribe terror. Es un lago al que le gusta acudir, pero en ocasiones se siente más cómodo internándose en los frondosos bosques de la fantasía. Y Cuernos no es terror, es fantasía. Además, es un autor original, versátil y de gran calidad; que con este trabajo ha demostrado que puede narrar una carnicería con la misma facilidad con la que narra una gran historia de amor.

Porque si Cuernos es algo, es una gran historia de amor. Una historia que a punto estuvo de hacerme soltar un par de lágrimas. Una historia que me hizo repetir, durante días, una simple frase: «Joe Hill, eres un cabrón».

Quienes habéis leído mis reseñas sabéis que no suelo meterme con la trama. Si puedo, no menciono los sucesos que tiene lugar en las páginas de la novela, ya que creo que si hay alguien interesado en leerla, es mucho mejor que lo descubra todo por sí mismo. En este caso va a ser igual (o parecido) pero sí creo necesario apuntar algunos aspectos:

1. Cuernos está dividida en cinco partes, en las que se mezclan hechos actuales con flashbacks. Ésto me sorprendió y molestó a partes iguales. Primero porque no lo esperaba; y segundo, porque ralentiza la historia.

2. Sin embargo, aunque los flashbacks hacen que todo sea más lento, son vitales para entender el conjunto de la novela. Tal y como comentaba ayer en mi Facebook: «El cabrón de Joe Hill te manipula para que odies a según qué personajes y luego te pega un puñetazo en la cara por haberlos odiado». Considero que esta frase describe la novela a la perfección.

3. Pese a que puede parecer lo contrario, la historia no es sobre Ignatius Perrish (Ig o Iggy, para los amigos), sino que, en el fondo, es la historia de un pueblo norteamericano marcado por un asesinato sin resolver. Una historia sobre los secretos y los pecados de las personas. En definitiva, una historia muy al estilo de las que narra Stephen King.

4. Cuernos es una novela repleta de giros argumentales y de hechos que te dejan con la boca abierta. Nunca sabes lo que va a pasar. Es una caja de sorpresas.

Con su prosa, Hill desarrolla una trama compleja, pero muy bien llevada. Repleta de personajes muy reales y humanos. En conjunto, una novela que he devorado, disfrutado de cada parte y que, una vez terminada, he necesitado reposar y meditar.

Reconozco que en algunos momentos he llegado pensar cosas como: «¿pero qué cojones me está contando éste ahora?»; porque resulta abrupto y desconcertante que la novela salte de una historia que tiene lugar en el presente (donde ha ocurrido algo de gran relevancia), a una historia que se remonta diez años atrás, y en la que nos va a contar cómo se enamoraron Ig y Merrin.

Aún y todo, Joe narra los hechos de tal manera que no puedes evitar sonreír, recordar tu propia juventud/adolescencia y disfrutar con cada palabra.

Y si bien no hay terror en Cuernos (al menos, no para el lector), sí que es cierto que combina elementos de acción, sorpresa y misterio, con otros de gran ternura y emoción. Momentos inquietantes y descorazonadores, que te harán temer por los personajes, por su cordura e, incluso, por su alma.

En definitiva, es una obra inteligente, sincera y muy humana.

Si alguien comienza a leerla y su estructura le “confunde”, que recuerde la frase de la portada: «El diablo está en los detalles». Puede que eso le anime a seguir. Y si sigue, y la termina, descubrirá que es un relato fascinante y asombroso, lleno de la humanidad que nos envuelve cada día, pero vista desde la fantasía que, en muchas ocasiones, nos falta.

(Por cierto, parece que la novela será llevada al cine y que el papel de Ignatius Perrish lo representará Daniel Radcliffe).

radclife-cuernos

Reseña: Aniquilación, de Jeff VanderMeer

Datos técnicos:

Aniquilación

Fecha de publicación: 20 de mayo de 2014

Autor: Jeff  VanderMeer

Traductor: Isabel Margelí

Editorial: Destino

Género: Ciencia ficción

Número de páginas: 256

Precio: 17,50€

Portada Aniquilación, Editorial Destino

Portada Aniquilación, Editorial Destino

Sinopsis:

En un futuro no determinado, el Área X es un lugar remoto y escondido declarado zona de desastre ambiental desde hace décadas. La naturaleza salvaje ha conquistado el lugar y su acceso está prohibido. La agencia estatal Southern Reach ha enviado diversas expediciones pero casi siempre han fracasado: todos los miembros de un a expedición se suicidaron; otros enloquecieron y acabaron matándose entre sí, y los integrantes de la última expedición regresaron convertidos en sombras de lo que un día fueron. Ésta es la expedición número doce. El grupo está compuesto por cuatro mujeres: una antropóloga, una topógrafa, una psicóloga y la narradora, una bióloga. Su misión es cartografiar el terreno y recolectar muestras, anotar todas sus observaciones tanto de su entorno como de sus compañeras. Pronto descubren una gran anomalía geográfica y formas de vida más allá de todo entendimiento. Mientras se enfrentan a una naturaleza tan bella como claustrofóbica, el pasado y los secretos con los que cruzaron la frontera se vuelven cada vez más amenazantes. Aniquilación es el primer volumen de la Trilogía Southern Reach, una serie que crea un mundo como nunca has imaginado y que nos enfrenta al extraño que se esconde dentro de nosotros mismos.

Opinión personal:

Antes de empezar, me veo en la obligación de hacer dos matizaciones, que creo que ayudarán al posible lector a hacerse una idea sobre lo que puede llegar a encontrarse en las páginas de Aniquilación.

La primera, es que pese a que la novela ha sido etiquetada dentro de la Ciencia ficción, yo considero que nos encontramos ante una obra difícilmente catalogable. La historia que discurre a través de las páginas escritas por Jeff VanderMeer es sumamente mutable y compone un collage de géneros, escenas y, sobre todo, impresiones, que abarcan tanto aventura, como fantasía, terror y ciencia ficción; todo ello bajo una luz profundamente humanista y psicológica.

Lo que quiero decir es que el lector debería aproximarse a la lectura completamente libre de prejuicios y opiniones. Aniquilación no es lo que parece y en absoluto es comparable con otras novelas o incluso series de televisión (tal y como se ha dicho).

El segundo aspecto que quiero matizar es que, siempre en mi opinión, esta primera parte de la trilogía Southern Reach es, precisamente, eso: una primera parte, una fracción de un todo, y, precisamente por eso, su lectura conlleva un importante sentimiento de frustración. Nos hallamos ante un mural incompleto, cuya parte visible de poco a nada sirve. Por lo tanto, yo no me veo capaz de decir si es una buena o mala obra; tampoco veo lógico que se hable de obra de culto o incluso de una de las mejores lecturas del año. Lo que quiero decir es que, simplemente, no tengo datos suficientes para definirla o explicarla.

Y aún y todo, quiero aclarar que la lectura me ha encantado, me ha enganchado como hacía mucho que no me enganchaba con nada. En conjunto, la narración cuenta con 236 páginas, que me he terminado en menos de dos días… llegando incluso a soñar con ella… Pero sigamos, que me pierdo.

Annihilation-VanderMeer-Portada

Aniquilación cuenta la historia de un grupo de cuatro mujeres, enviadas a una zona llena de misterios y peligros. Cada una de estas mujeres debe llevar una especie de diario con sus pensamientos y anotaciones; de manera que nosotros accedemos al Área X a través de uno de estos diarios: el escrito por la bióloga del grupo. Poco, o nada, más se sabe de la misión; y menos aún de las mujeres: ninguna tiene nombre, su apariencia física no es importante y tan sólo seremos testigos de pequeños trazos de personalidad (siendo la protagonista la única en cuyo caso serán profundos, mientras que las del resto se sugerirán de forma leve o habrá que interpretarlas).

Entonces, ¿qué es el Área X? ¿Por qué han enviado a esas mujeres, todas ellas sin nombre? ¿En qué consiste la misión? ¿Existe un peligro real? Y en caso de ser así, ¿qué clase de peligro? Todas estas preguntas se las hace el lector, pero también la bióloga, de manera que ambos parten del mismo punto: un desconocimiento casi absoluto sobre todo cuanto acontece en la novela. ¿Por qué? Claramente, este es el objetivo de VanderMeer; estrategia que considero su principal acierto, así como su principal defecto.

Durante una entrevista, realizada hace poco al autor, éste confesó lo siguiente: «El lenguaje es muy importante para mí, me gusta analizar cómo utilizamos las metáforas y cómo a veces lo que decimos puede tener otros propósitos». Ésta frase, para mí, resume muy bien tanto la historia de la novela, como la intención con la que ésta ha sido escrita. Desde la primera página, VanderMeer juega con nosotros, con las palabras y con sus significados, para que caminemos en la dirección que él quiere; para que veamos lo que él quiere; y para que pensemos lo que él quiere. Explicar esto es complicado, dado que no quiero soltar ningún spoiler, pero baste decir que dado que la bióloga no tiene toda la información que debería tener para el buen desempeño de la misión, sus anotaciones en el diario transmiten al lector ese mismo desconocimiento. Ella no sabe nada y, por lo tanto, el lector tampoco.

Todo esto que acabo de decir puede que resulte banal, pero no lo es en absoluto. La clave de todo está en cómo nos hace sentir el Área X. Con el fin de ilustrar esto, pensemos en los dos o tres primeros episodios de Perdidos (serie con la que se ha comparado Aniquilación, y que yo creo que no tienen nada, pero nada, que ver). Imaginemos que estamos en un entorno desconocido, sin saber muy bien qué hacemos ahí, y que a nuestro alrededor comienzan a ocurrir cosas que no podemos explicar. ¿Cómo nos haría sentir ver a nuestro difunto padre en esa misma isla? ¿Qué pensaríamos al encontrarnos con un oso polar en un entorno tropical? ¿Qué haríamos al presenciar la desaparición de nuestros compañeros, atacados por una criatura a la que solo podemos oír?

Sensaciones de angustia, miedo, claustrofobia, locura… eso es, en resumen, Aniquilación. Y para conseguirlo, VanderMeer emplea el recurso que ya he comentado, al que acompaña de una prosa extraña, llena de adjetivos con los que conforma frases que se unen en grandes párrafos. Descripciones viscerales de entornos y situaciones extrañas, que descolocan al lector y al narrador. Vivimos lo que la bióloga vive, sin importar quién sea o quien fuera; sólo importa el Área X y cómo reaccionan e interactúan con él las cuatro mujeres.

Como ya he comentado, el lenguaje y el significado de las palabras son fundamentales para el autor, pero también dentro de la novela. Por eso mismo, buena parte de la historia gira en torno a la siguiente frase: «Allí donde aguarda el fruto asfixiante llegado de la mano del pecador yo traeré las semillas de los muertos para compartirlas con los gusanos que…». Este es el mayor misterio de todo el libro (al menos, para mí) y el que me ha mantenido en vilo con el corazón en un puño. Quizás me equivoque, ya que no tengo claro por dónde van a ir los siguientes libros, pero considero que éste es el núcleo de todo. Y me fascina.

Mapa Área X

Creo que ha quedado clara la importancia del lenguaje en esta novela. Un lenguaje, una prosa, que no es visual (sus descripciones no creaban imágenes en mi mente mientras las leía), sino psicológica. De alguna manera, VanderMeer se mete en tu cerebro, lo remueve un poco y te obliga a ver las cosas de una manera que, de otra forma, habrían sido imposibles de ver.

Sin embargo, tengo un “pero” en cuanto al lenguaje y la prosa de la novela, y es que en ocasiones no sabía qué era lo que me estaba describiendo. Algunos pasajes me han resultado fárragos y algunas descripciones complicadas de asimilar. Fantasía y realidad se juntan, convirtiendo determinadas escenas en algo irreal y poco comprensible (seguramente lo que el autor pretendía, no lo sé). Remarcable, también, un momento en el que se produce una narración dentro de la narración, lo que me ha obligado a releer varias veces esas páginas, con el fin de asimilar y entender ambas voces.

En definitiva, cuando el lector se encuentra con una novela como ésta, donde impera el misterio, el desconocimiento y una profunda irrealidad, en ocasiones se demanda una prosa y una descripción más cercana a la realidad, con el fin de poder comprender qué es lo que realmente se está narrando.

Respecto a la trilogía, VanderMeer reconoce que no existe un orden ideal en el que leer al menos las dos primeras novelas: podría leerse antes la segunda que la primera sin que eso hiciera que se desvelara más de la cuenta, y es así porque una y otra relatan cosas distintas. Mientras la primera, Aniquilación, se centra en la exploración del Área X, la segunda lo hace más bien en la de la agencia Southern Reach, la encargada de tratar de descubrir qué está pasando en el Área X. La tercera será imposible de leer sin haber leído las dos primeras, porque sirve para hacer que cambies de opinión respecto a todo lo que creías de las dos primeras.

Trilogía Southern Reach

Para terminar, quisiera reordenar algunos de los aspectos que he mencionado anteriormente. Aniquilación es una novela extraña, diferente, un soplo de aire fresco; pero en absoluto me parece «un relato desbordante de imaginación». Es inteligente, madura, original en cuanto al planteamiento y a la forma de narrar (tal y como he explicado anteriormente), pero sus ideas, al menos en esta primera parte de la trilogía, no son radicalmente innovadoras. De hecho, he encontrado similitudes con varias series y películas de animación japonesa: sobre el conjunto de la historia planea una sombra con forma de Naturaleza (salvaje y virgen, principalmente); y no me refiero a su defensa o rechazo, sino simplemente a su presencia. Esto puede encontrarse en la mayoría de las películas de Estudio Ghibli (sin ir más lejos).

Tengo la sensación de que yo mismo he atravesado la frontera y entrado en el Área X; pero aún no he podido explorar, aún no sé nada…, y eso me gusta. Creo vislumbrar una inmensidad, algo enorme y maravillo que me aguarda más allá. Aquí se esconde algo capaz de convertirse en obra de culto… pero aún es pronto para asegurarlo. Pinta bien, pero queda un largo camino.

Si esta reseña ha servido para despertar tu curiosidad, solo te pido, lector, una única cosa: que olvides cuanto he contado y descubras tú mismo lo que se esconde en el Área X (porque lo que yo he percibido, lo que yo he sentido, puede que sea algo que tú no llegues a experimentar; o puede, incluso, que sea al revés).

Para terminar, os dejo con la entrevista que le hicieron a Jeff VanderMeer.
 

Nueva ilustración “just for fun” de El Bardo

Óscar Pérez, alias El Bardo, ha compartido en su Facebook una nueva ilustración. “Si me animo puede que convierta este trabajo en algo mas grande y la montaña termine pareciendose mas a una cordillera… de momento se queda en algo hecho para desconectar”.

1525211_675155912524879_710755264_n

¡WOW!

Reseña: Butterfly, Space Opera made in Spain

Hasta hace unos años prácticamente no leía novelas de autores españoles. Del mismo modo, tampoco tenía problemas en reconocerlo, en gritar a los cuatro vientos que las obras de los escritores nacionales no me llegaban, no me gustaban y me resultaban burdas copias de aquello que venía del extranjero. Sin embargo, en los últimos años he tenido la fortuna de descubrir que en este país se existen escritores de inmenso talento, cuyas historias son capaces de rivalizar con las de cualquier autor foráneo.

Podría comenzar a enumerar a algunos de los portentos que tenemos en nuestras tierras pero eso ya lo iré haciendo poco a poco. Hoy es el día de Sergio R. Alarte (Valencia, 1978). Este escritor, licenciado en Filología Hispánica es, como podrá suponerse, un amante de las letras, un fantástico escritor y poeta, que se atreve con la fantasía, la ciencia ficción e incluso con la literatura juvenil.

Debutó con El yelmo del caballero, publicado por AJEC en 2011, para luego continuar con Butterfly (la saga que hoy nos ocupa), de la mano de Kelonia Editorial en 2012, y este 2013 vio la luz Tormentas de verano, editado por Alupa Editorial.

butterfly_cover

Butterfly es una de las apuestas más interesantes y originales de cuantas he visto en mucho tiempo. Porque, seamos sinceros, dentro del mundo editorial eso de la innovación no se lleva mucho; parece que el que sale un poco es un rarito que no se va a comer un colín. Ay, si todos fuéramos un poco más abiertos de miras…

Ópera espacial en 5 cuadros (vuelto al tema, que me pierdo), es el título con el que Sergio R. Alarte, David Puertas y Kelonia Editorial presentaron esta primera entrega. ¿Qué tiene de especial? Lo primero, que cada número está dividido en cinco cuadros (capítulos) y cada uno de ellos lleva una ilustración de David Puertas. Si esto ya es interesante, más lo es aún el hecho de que David (un Crack, el tío) creó una aplicación para Android con la que sus ilustraciones se veían en 3D, y con movimiento. ¡UNA PASADA! Si a esto le añades que cada entrega tiene el muy económico precio de 4,95€, en papel, lo tienes todo listo.

Hasta la fecha se han publicado tres números: Ópera espacial en 5 cuadros, Hielo puro y Peligro y Placer. Cada cual mejor que la anterior. Todas con su propia tanda de ilustraciones. Y cada vez con más páginas (por el mismo precio).

42-86-large

Ahora, imagino, querréis saber de qué va. Lo primero que quiero destacar es que es una space opera (también conocida como ópera espacial u opereta espacial). Por si alguien no lo sabe, las space operas son un subgénero de la ciencia ficción donde se relatan historias acerca de aventuras tratadas de forma romántica y que en la mayor parte de los casos tienen lugar en el espacio. Se puede considerar la space opera como la continuación natural de las novelas de aventuras sobre escenarios exóticos y lejanos del espacio pero privado del elemento especulativo propio de la ciencia ficción. Los personajes suelen pertenecer al arquetipo héroe-villano, y los argumentos típicos tratan sobre viajes estelares, batallas, imperios galácticos, exhibiendo vistosos logros tecnológicos.

Aventuras en el espacio. ¿Se puede pedir algo más? Sin duda, y Sergio nos lo da.

La Butterfly es una corbeta con forma de mariposa, cuya tripulación está compuesta por el capitán James, la piloto Sasha y los mellizos mercenarios Tajo y Zarza. Juntos, se dedican a realizar todo tipo de actividades ilegales, siempre al margen de la ley y con la Autoridad Interestelar pisandoles los talones.

Ya os digo que sus aventuras serán legendarias, no solo por su espectacularidad y entretenimiento, sino porque les pasa de todo. De todo. No en vano, Sergio R. Alarte es un grandísimo fan de la fantasía y de la ciencia ficción, en todas y cada una de sus vertientes. Por eso, imaginaos aquello que más os guste, y muy probablemente Sergio haya extraído su espíritu y lo haya introducido en las páginas de su opereta. Semejanzas y referencias claras se muestran con originalidad dentro de una prosa única, ágil y absorbente.

Quienes conozcan la serie televisiva Firefly, por poner un ejemplo, muy probablemente encuentren similitudes y rasgos comunes. Sin embargo, que nadie se lleve a engaño, Butterfly no es una copia de Firefly, ni de Star Wars, ni de ninguna película, novela o serie. Butterfly tiene una personalidad propia (y fascinante) a la que se le suman pinceladas de todo lo que más nos gusta.

57-115-large

Repito la pregunta de antes: ¿se puede pedir algo más? Pues sí. Porque con cada entrega la historia crece y crece; y casi sin darte cuenta, eres un miembro más de la tripulación. Hasta el punto de que necesitas volar con ellos. Butterfly, os lo aviso desde ya, es tremendamente adictiva, y yo no hago más que esperar a que el equipo saque un nuevo número. Y lo mejor de todo es que nunca sé que esperar. Es imposible adivinar con qué nueva aventura nos sorprenderá esta vez, qué nuevo mundo visitaremos, qué nuevos amigos encontraremos y qué nuevos peligros tendremos que superar.

En definitiva, Butterfly es entretenimiento en estado puro. Horas de diversión, de imaginación y de amor por la ciencia ficción, la fantasía y las aventuras, en general. Una fascinante lectura, escrita por un autor igualmente fascinante, y con una serie de ilustraciones que, si tenéis un Android, no os podéis perder.

«La muerte de una mariposa podría cambiar el mundo. Así rezaba la inscripción en el casco de aquella mariposa gigante de fulgor plateado. La nave surcaba el vasto espacio con lentitud silenciosa, abandonada a los caprichos de la no gravedad. En su interior, había arrugas de sudor bajo el flequillo del capitán James. Miró el panel de control y empujó una palanca con ambas manos, suplicando porque se encendiera de nuevo la luz verde. La luz que marcaría la salvación o la muerte de las seis personas a bordo de su nave. Incluido su propio pellejo al que, a decir verdad, le había tomado un sincero aprecio, sin darse cuenta, a lo largo de tantos años de apostarlo a doble o nada.»  (Párrafo con el que Sergio dio comienzo a la saga Butterfly).

Espectacular trailer de la nueva adaptación de Godzilla

El remake de esta película cuenta con la dirección de Gareth Edwards y está protagonizada por Aaron Johnson, Elizabeth Olsen y Bryan Cranston.Producida por Legendary Pictures y será distribuida mundialmente por Warner Bros., con excepción de Japón, donde será distribuida por Tōhō.

Aún falta para el estreno, que tendrá lugar el próximo 16 de mayo de 2014, pero a juzgar por este trailer, la espera merecerá la pena.

 

godzilla2014_poster2

Reseña especial: Novedades comiqueras USA

Antes de nada, lectores y seguidores del blog, me gustaría pediros perdón por mi larga ausencia en cuanto a contenido propio. Sé que ha sido un mes en el que he estado desaparecido, y aunque las razones son diversas: cumpleaños, festivales de fantasía, vacaciones y demás eventos, me veo en la necesidad de disculparme. 

Del mismo modo, hay muchas cosas de las que os quiero hablar pero, como he ido demostrando, el tiempo es oro y yo soy pobre… así que trataré abordar las series, los cómics y las novelas que he tenido el placer de devorar últimamente, pero a mi ritmo (ya nos iremos conociendo).

En fin, a lo que iba. Uno de los motivos que me han tenido apartado del blog (y de la escritura en general) ha sido un maravilloso y fantástico viaje a Nueva York. Primera vez en la ciudad, enamorado sin remedio (aunque hemos pasado un frío espantoso, e-s-p-a-n-t-o-s-o). Y, claro, ir a los Estados Unidos sin entrar en una tienda de cómics pues, como que no. Vamos, que no me han hecho cliente de honor en Forbidden Planet NYC de milagro.

Lo primero fue preguntarme: ¿qué compra un español en una visita rápida a los EEUU? Números uno, respondí raudo como el rayo. Y así lo hice. En mi «equipaje de mano» viajaron varias figuras y siete números uno (aunque uno de ellos no lo incluiré aquí, ya que es el primero de Locke & Key Alpha, «el principio del fin». Os he dicho ya que adoro a Joe Hill, ¿no? Pues ya lo sabéis).

Número Uno: Sandman Overture #1

A ver cómo lo digo. HE FLIPADO. No es que Neil Gaiman nos deleite con uno de esos números tan espectaculares, llenos de mensajes, ideas y profundidad, pero es que leer a este hombre en inglés, degustar su prosa, volver sobre Sueño y alucinar con el trabajo de J.H. Williams III es, sin lugar a dudas, una de las experiencias más gratificantes para un humilde amante de los cómics como yo.

the-sandman-overture

¿Qué tenemos aquí? El primero de los seis números que componen esta miniserie, destinada a contar lo que nunca se contó. En palabras del propio Gaiman: “Cuando terminé de escribir Sandman, todavía había un relato por contar: La historia de qué le había pasado a Morfeo para que pudiera ser apresado tan fácilmente en el primer número de Sandman, y por qué volvía de muy lejos, cansado mas allá de lo imaginable y vestido para la guerra. Es una historia de la que tuvimos conversaciones para contar en el vigésimo aniversario de Sandman… pero el tiempo se nos echó encima. Y ahora, al llegar el año del 25 aniversario, estoy encantado y nervioso de que esa historia finalmente se vaya a contar”.

Como ya he dicho, una prosa espectacular, unas ilustraciones de quitar el aliento y el durante tanto tiempo anhelado regreso de Sueño, Muerte, Destino, El Corintio, Luzien… Una historia que sabe a poco y a mucho, que deja con ganas de más y que tiene un final único y muy, muy sorprendente  (a la par que espectacular).

Podría decir muchas cosas, pero la verdad es que nada le hace justicia. Fue el primer cómic que cogí, el primero que pagué y el primero que tengo claro que voy a enmarcar.

Nota: 10/10

Número Dos: Manifest Destiny #1

He de reconocer que este cómic, obra de Chris Dingess (escritor de la fantástica serie Casi Humanos, de la que algún día tendré que hablar aquí, sí o sí) y Matthew Roberts (ilustrador al que no conocía, pero me ha dejado muy impresionado), no fue mi primera opción; ni mi segunda, ni mi tercera, ni tan siquiera mi cuarta… pero me ha dejado tan buen sabor de boca y tantas ganas de más, que me he sorprendido a mí mismo diciendo: «Éste, éste es el cómic que llevo meses buscando».

manifestDestiny01_cover

La historia de Dingess nos presenta una curiosa versión, muy fantasía, de la historia real de la compra del estado de Louisiana, y la expedición que llevaron a cabo el capitán Lewis y el subteniente Clark, bajo las órdenes del Presidente Thomas Jefferson. En la historia, estos dos hombres y su pequeño ejército deberán internarse en tierras desconocidas para acabar con una serie de monstruos que, aparentemente, habitan allí.

Inicialmente, nada del otro mundo (aunque a mí me encantó la idea). Es a la hora de comenzar la lectura cuando descubres que Chris trata con cariño a todos los personajes, realizando fantásticas y muy adecuadas introducciones de cada uno de ellos y, de esta manera, convirtiendo al lector en miembro de una tripulación que desconoce el motivo real del viaje.

Acusado de ser demasiado introductorio, yo he encontrado en este primer número rasgos y pinceladas suficientes para querer más, mucho más. El dibujo es soberbio, detallista y muy bien trabajado y los diálogos y textos que acompañan a la narración conforman en pocas páginas una visión de conjunto maravillosa.

Si os gustan las historias de aventuras clásicas, de expediciones en tierras desconocidas, realizadas con acierto, buen gusto y una calidad muy sorprendente, por favor, leed este cómic.

Nota: 10/10

Número Tres: Hinterkind #1

Una nueva apuesta dentro del sello Vértigo y que ha sido definida por su editor, Will Dennis, como la digna heredera del espíritu de Juego de Tronos. Tales declaraciones me llaman la atención, al tiempo que me parecen osadas y, por qué no decirlo, un auténtico disparate.

HINT_Cv1

Hinterkind narra la vida en La Tierra, después de que La Plaga asolara el planeta llevándose consigo a la mayor parte de la población humana y, permitiendo así, a la naturaleza recuperar sus dominios. Los humanos, relegados al último eslabón en la cadena alimenticia, sobreviven en poblados, donde se refugian de las criaturas que ahora caminan sobre la tierra, muchas de las cuales se creían mitos y leyendas. (Aquí me detengo, porque no quiero hacer spoilers).

La historia sigue los pasos de dos jóvenes, Prosper y Angus, quienes forman parte de un asentamiento en pleno Central Park. Cuando los miembros de una colonia de Albany desaparecen, se forma un grupo de rescate (y tampoco cuento más…).

En general, es una historia bastante bien contextualizada por Ian Edginton y que, en muy pocas páginas, transmite la sensación de que la humanidad está en clara desventaja y en constante peligro. Muchos misterios e incógnitas rodean a esta colección pero, la que más me intriga es ¿qué tiene para que Dennis la compare con Juego de Tronos y qué tiene para que después de leer el primer capítulo no quisiera publicarla, pero al leer los siguientes decidiera darle luz verde?

Personalmente (al igual que como me ha pasado con el primer número de Coffin Hill), me ha resultado una narración precipitada, algo atropellada y mal desarrollada. Es cierto que, como he dicho, el autor nos sitúa muy bien en el escenario de la historia, pero no hace lo mismo con los personajes. El continente mola, pero el contenido luce pobre, simple y difícilmente sobrellevable. Y el dibujo es, en según qué momentos, horrendo.

Pero, os preguntaréis, ¿por qué está, entonces, en tercera posición? Primero, porque el autor lleva a cabo un interesantísimo trabajo a la hora de presentar un mundo postapocalíptico, al que hay que añadir elementos característicos del sello Vértigo; segundo, y muy enlazado con lo primero, porque el final me ha gustado mucho (MUCHO) y da pistas de por dónde pueden ir los tiros; y, tercero, porque he visto (o he querido ver) algo de la magia (salvando las distancias) que para mí tiene la maravillosa serie de Brian K. Vaughan, Saga. Creo que puede seguir (una vez más, salvando las distancias) la estela de esta colección.

Nota:  9/10

Número Cuatro: Black Science

Quizás debiera comenzar diciendo que esta cabecera está escrita por Rick Remender. Debería comenzar y terminar así. Por mi parte, sobran las palabras. Últimamente, donde esté Remender, hay talento.

comics-black-science

De hecho, esta novela no está en un número superior por mi culpa, y es que me ha costado entender algunas cosas. Mi inglés, sin duda, no es todo lo bueno que quisiera y aunque lo he disfrutado mucho, creo que merece una segunda lectura mucho más detenida (y puede que con un diccionario a mano).

Aquellos que me conocéis por Luces en el Horizonte, sabréis que cuando hablamos de La Cosa de Carpenter, dije que lo que menos me había gustado de la película era que no había conseguido saber quién es quién durante todo el metraje; era incapaz de poner nombres a los rostros y eso hacía que me perdiera un poco en la historia. Pues bien, esto también me ha ocurrido aquí.

Del mismo modo, la presentación que hace Remender es prácticamente inexistente, por lo que tienes que ir descubriendo de qué va todo sobre la marcha.

No quiero decir que estas cosas sean malas, sino que la conjunción de los tres elementos anteriormente mencionados hicieron que la lectura no fuera todo la gratificante que esperaba, aunque seguramente para alguien con mayor nivel de inglés que yo este problema no tenga lugar.

Remender y Mateo Scalera componen una historia con un apartado gráfico insuperable. De verdad, es imposible leer y no perderte en las imágenes, los colores y, sobre todo, en la imaginación de Remender. Tampoco es que invente la rueda, pero sus ideas, unidas a las ilustraciones de Scalera, forman un mosaico impresionante, espectacular y que, al menos a mí, me ha dejado sin palabras.

Ciencia Negra, sea lo que sea, es la ciencia que descubre Grant McKay, fundador de la Liga Anarquista de Científicos, y que le llevará a él y a su grupo a recorrer mundos poblados por seres alienígenas, en busca de su hogar.

Original, fresca y muy adictiva. De verdad, pese a mis deficiencias lingüísticas, la he disfrutado enormemente y estoy deseando poder leer todos los tomos. Eso sí, en español.

Dudo en si debería subirla al tercer puesto. Desde luego, aunque menos gratificante que el inicio de Manifest Destiny, Black Science promete horas de diversión y entretenimiento. En realidad, ambos cómics están hechos de aventuras clásicas, aunque uno tire más por la ciencia ficción y el otro por la fantasía.

Nota: 9/10

Número Cinco: Coffin Hill #1

Caitling Kittredge, escritora norteamericana, conocida por las sagas literarias Nocturne City y The Iron Codex, llevaba tiempo tratando de publicar con Vértigo (no en vano, sus novelas giran en torno a la fantasía oscura y a la fantasía urbana). Por suerte para ella, por fin ha conseguido entrar en el sello adulto de DC, aunque a mí todavía tiene que demostrarme muchas cosas, ya que este primero número me ha deja más frío que la chica que aparece en la primera viñeta.

COFFIN_Cv1_REV_823iqzml0v_

Kittredge narra la historia de Eve Coffin, una policía novata que atrapa a un peligroso asesino en serie. Sin embargo, por causas del destino, se ve obligada a abandonar su vida actual y volver a su pueblo natal, donde su familia no solo era la más rica y poderosa, sino que, además, descendían de una de una bruja que abandonó Salem antes de que la ahorcaran… No desvelo nada si digo que Eve es bruja, y una muy poderosa.

Sin embargo, y aunque la historia tiene elementos que pintan genial, creo que la autora no está tan familiarizada con el mundo del cómic y su narrativa como a ella le gustaría. Personalmente, he encontrado este número un caos. Es necesario leerlo varias veces para entenderlo en conjunto, ya que algunas de las cosas que pasan no se explican bien y, por lo tanto, el lector llega a perderse en más de una ocasión. Una vez más, no voy a entrar en spoilers pero, al igual que con Hinterkind, me he encontrado con una narración apresurada, que no profundiza en aquello que debería profundizar, y que se centra en aspectos menos importantes (a mi juicio, al menos).

Como apunte para todo lo que estoy diciendo, Kittredge abusa de los flashbacks, intercalando presente y futuro y lanzando así pequeñas píldoras de información sobre la protagonista, su familia y su entorno, y los motivos que la llevaron a abandonar Coffin Hill. Sin embargo, aunque se intuye un secreto y un misterio, el abuso de esas pequeñas balsas de acontecimientos pasados desvían la atención de una narración principal: muchas pequeñas cosas hacen todo parezca igual, nada destaque, y el lector no sepa realmente qué le está contando la autora. ¿Existe unidad en todo lo que Kittredge cuenta? Desde luego, yo no lo sé. Lo que sí es que el final, después de tanta información (que en realidad no ha aportado nada a la lectura), se convierte en una especie de «Ajá, pues mira tú qué bien». Vamos, como quien oye llover.

Creo que si la autora aprende a expresarse correctamente será muy capaz de llevar a cabo una gran historia pero, en caso contrario, no creo que Coffin Hill alcance muchas ventas.

Finalmente, diré que esta colección es la única que compré junto el #2 y, aunque en mi fuero interno quiero ver una mejoría, lo cierto es que el final me ha resultado tan indiferente como el del número anterior.

Nota: 6.5/10

Número Seis: God is dead #1

Quisiera poder decir que esta serie me ha encantado, que, siendo como es, obra de Jonathan Hickman y mezclando diversas mitologías en el mundo actual, la consideraría una obra maestra, una fantástica historia… Pero no. En la humilde opinión de quien escribe estas líneas, God is dead es la peor compra que he hecho (peor, incluso, que aquellas castañas que compré en un puesto ambulante de Central Park). Un despropósito de principio a fin.

GodisDead1

Diálogos, trama y dibujo, se unen para formar un cómic soso, simple y completamente prescindible.

Los dioses de diversas mitologías vuelven a la tierra para gobernar un mundo dejado en manos de los seres humanos quienes, sin embargo, hemos sido incapaces de afrontar con éxito la tarea que se nos había encomendado. La ira de Zeus, Odín, Horus o Shiva cae entonces sobre nosotros. En minutos, somos casi exterminados y los pequeños grupos supervivientes, trabajarán o a favor o en contra de estas divinidades.

Un dato interesante, y en el que no caí en su momento, es que la serie está co-guionizada por Hickman y Mike Costa.

Sólo puedo decir una cosa: Hickman, tú antes molabas.

Nota: 5/10 (y siendo generoso).

Espero que os haya gustado. Pronto, reseñas comiqueras de noviembre. A este paso, se me juntarán con las de diciembre… Disculpad.

Cartel tríptico de Amazing Spiderman 2

El nuevo, y sorprendente, cartel de la segunda entrega de Amazing Spiderman acaba de ver la luz. En él se puede ver a tres villanos (¡¡¡TRES!!!): Electro, Duende Verde y Rhino.

Todos ellos lucen un aspecto bastante alejado del que suelen tener en los cómics y, es de suponer, que a los puristas no les haga mucha gracia. Para ser sinceros, yo no soy purista y me han dado muy mal rollo. A Electro ya lo habíamos visto en varias ocasiones, por lo que no sorprende mucho. Del Duende Verde poco se distingue, pero así, a simple vista, parece una especie de Joker, tan verde y “normalito” él. Pero lo peor, con diferencia, es Rhino… ¿Qué es eso, un Transformer? ¿Acaso se ha colado en el rodaje un nuevo Power Ranger? ¿Será esta entrega un cruce entre Spiderman y los Dino Riders? 

El horror se ha hecho carne… Ríanse de los relatos de Lovecraft…

 

1455066_653941724628689_816162738_n

Portadón de Daniel Expósito Zafra

Daniel Expósito Zafra, uno de los más grandes ilustradores de nuestro país, he realizado la portada de la nueva novela de Víctor Blázquez, uno de los grandes escritores de nuestro país (al que aún no he tenido la suerte de leer, principalmente porque los zombis no me gustan un pelo).

Aquí os la dejo:

20131113-150507.jpg

“Checoslovaquia, 1942. Los Aliados mueven sus fichas hasta Praga con la intención de planificar y ejecutar el mayor atentado jamás concebido contra los Nazis. El destino de Europa, y seguramente el de todo el mundo, recae sobre la espalda de los siete hombres enviados a cumplir esa misión. Pero con ellos viaja un octavo hombre: un americano misterioso del que ninguno de ellos sabe nada; ni quién es, ni la razón por la que está allí.

Mientras tanto, una serie de crímenes horribles se extienden por Praga, poniendo en jaque a toda la población”.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.028 seguidores