Reseña: Cuernos (Joe Hill)

Datos técnicos:

Título: Cuernos (Horns)
Fecha de publicación: 17 de noviembre de 2010
Autor: Joe Hill
Traductor: Laura Vidal
Editorial: Suma de Letras / Punto de Lectura
Género: Terror
Número de páginas: 456
Precio: 9,99 €

Sinopsis:

La vida de Ig Perrish es un verdadero infierno desde que su novia Merrin fuera asesinada un año atrás, en un episodio que si bien le fue ajeno tendió sobre él un manto de sospechas que nunca pudo sacudirse. Una mañana, después de una fuerte borrachera, se encuentra con unos cuernos creciendo en su frente. Con el pasar de las horas descubrirá que tienen un extraño efecto en la gente: les hace contarle sus más oscuros deseos y secretos. Así, Ig se entera de que todo el pueblo, incluso sus padres, creen que él fue quien mató a Merrin. Tras el desconcierto de los primeros momentos, Ig aprenderá a sacar ventaja de ser el mismísimo diablo… Es hora de que el diablo tenga lo que se le debe.

Joe Hill, príncipe del terror y autor prodigio de la exitosa novela El traje del muerto, vuelve a ponernos los pelos de punta con esta extravagante, original e imaginativa historia, en la que todo es, aparentemente, extraño e inexplicable.

Opinión personal:

Para aquellos que no lo sepan, comenzaré diciendo que Joe Hill no es el nombre completo del autor. Su verdadero nombre es Joseph Hillstrom King, hijo de Stephen King.

Desde el principio, Hill ha querido ganarse a su público por su prosa y sus historias, nunca por su apellido. Esto es algo que, en mi opinión, le honra y dice mucho de él. Dice mucho de su capacidad de trabajo, de la confianza que tiene en su talento y de su intención y voluntad de escribir terror sin parecerse a su padre.

joe-hill

Y lo consigue. Vaya si lo hace.

Personalmente, todo lo que Joe Hill escribe, me fascina. Es un autor que, supongo, aún tiene cosas que aprender, pero que a mí me parece un auténtico Maestro. Desde luego, ha heredado las cualidades de su padre, e incluso se permite el lujo de ser mejor en algunos aspectos (como en los finales, por ejemplo).

Conocí a Joe Hill por El traje del muerto,una novela que, para ser una ópera prima, destila calidad y originalidad por los cuatro costados. Han pasado unos cuantos años que la terminé, pero algunas escenas aún perduran en mi mente. Después, tuve la suerte de pasar a los cómics (donde creo que reside su auténtico talento), y me maravillé con Locke & Key.

Si hay algún amante de los cómics en la sala que aún no haya leído Locke & Key, por favor, que lo haga. Puede que Hill tenga un talento especial para el Noveno Arte, pero si hubiera hecho una saga literaria de esta historia, estoy convencido de que sería tremendamente famoso.

Prometo que, cuando todos los arcos argumentales estén terminados, y leídos, haré una reseña en condiciones de Locke & Key.

Dejando de lado los cómics, Hill acaba de publicar en España NOS4A2, cuya pronunciación es Nosferatu (puede parecer una chorrada, pero creo que dice mucho sobre la originalidad y valentía de su autor). Es una novela a la que tengo muchas ganas, pero antes era necesario hincarle el diente a Cuernos.

cuernos

Siendo justos, tengo que decir que no estaba preparado para lo que iba a encontrarme en las páginas de esta novela. Es muy suya, pero es que nada lo suyo se parece.

En primer lugar, creo que Hill no siempre escribe terror. Es un lago al que le gusta acudir, pero en ocasiones se siente más cómodo internándose en los frondosos bosques de la fantasía. Y Cuernos no es terror, es fantasía. Además, es un autor original, versátil y de gran calidad; que con este trabajo ha demostrado que puede narrar una carnicería con la misma facilidad con la que narra una gran historia de amor.

Porque si Cuernos es algo, es una gran historia de amor. Una historia que a punto estuvo de hacerme soltar un par de lágrimas. Una historia que me hizo repetir, durante días, una simple frase: «Joe Hill, eres un cabrón».

Quienes habéis leído mis reseñas sabéis que no suelo meterme con la trama. Si puedo, no menciono los sucesos que tiene lugar en las páginas de la novela, ya que creo que si hay alguien interesado en leerla, es mucho mejor que lo descubra todo por sí mismo. En este caso va a ser igual (o parecido) pero sí creo necesario apuntar algunos aspectos:

1. Cuernos está dividida en cinco partes, en las que se mezclan hechos actuales con flashbacks. Ésto me sorprendió y molestó a partes iguales. Primero porque no lo esperaba; y segundo, porque ralentiza la historia.

2. Sin embargo, aunque los flashbacks hacen que todo sea más lento, son vitales para entender el conjunto de la novela. Tal y como comentaba ayer en mi Facebook: «El cabrón de Joe Hill te manipula para que odies a según qué personajes y luego te pega un puñetazo en la cara por haberlos odiado». Considero que esta frase describe la novela a la perfección.

3. Pese a que puede parecer lo contrario, la historia no es sobre Ignatius Perrish (Ig o Iggy, para los amigos), sino que, en el fondo, es la historia de un pueblo norteamericano marcado por un asesinato sin resolver. Una historia sobre los secretos y los pecados de las personas. En definitiva, una historia muy al estilo de las que narra Stephen King.

4. Cuernos es una novela repleta de giros argumentales y de hechos que te dejan con la boca abierta. Nunca sabes lo que va a pasar. Es una caja de sorpresas.

Con su prosa, Hill desarrolla una trama compleja, pero muy bien llevada. Repleta de personajes muy reales y humanos. En conjunto, una novela que he devorado, disfrutado de cada parte y que, una vez terminada, he necesitado reposar y meditar.

Reconozco que en algunos momentos he llegado pensar cosas como: «¿pero qué cojones me está contando éste ahora?»; porque resulta abrupto y desconcertante que la novela salte de una historia que tiene lugar en el presente (donde ha ocurrido algo de gran relevancia), a una historia que se remonta diez años atrás, y en la que nos va a contar cómo se enamoraron Ig y Merrin.

Aún y todo, Joe narra los hechos de tal manera que no puedes evitar sonreír, recordar tu propia juventud/adolescencia y disfrutar con cada palabra.

Y si bien no hay terror en Cuernos (al menos, no para el lector), sí que es cierto que combina elementos de acción, sorpresa y misterio, con otros de gran ternura y emoción. Momentos inquietantes y descorazonadores, que te harán temer por los personajes, por su cordura e, incluso, por su alma.

En definitiva, es una obra inteligente, sincera y muy humana.

Si alguien comienza a leerla y su estructura le “confunde”, que recuerde la frase de la portada: «El diablo está en los detalles». Puede que eso le anime a seguir. Y si sigue, y la termina, descubrirá que es un relato fascinante y asombroso, lleno de la humanidad que nos envuelve cada día, pero vista desde la fantasía que, en muchas ocasiones, nos falta.

(Por cierto, parece que la novela será llevada al cine y que el papel de Ignatius Perrish lo representará Daniel Radcliffe).

radclife-cuernos

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: