Reseña: Butterfly, Space Opera made in Spain

Hasta hace unos años prácticamente no leía novelas de autores españoles. Del mismo modo, tampoco tenía problemas en reconocerlo, en gritar a los cuatro vientos que las obras de los escritores nacionales no me llegaban, no me gustaban y me resultaban burdas copias de aquello que venía del extranjero. Sin embargo, en los últimos años he tenido la fortuna de descubrir que en este país se existen escritores de inmenso talento, cuyas historias son capaces de rivalizar con las de cualquier autor foráneo.

Podría comenzar a enumerar a algunos de los portentos que tenemos en nuestras tierras pero eso ya lo iré haciendo poco a poco. Hoy es el día de Sergio R. Alarte (Valencia, 1978). Este escritor, licenciado en Filología Hispánica es, como podrá suponerse, un amante de las letras, un fantástico escritor y poeta, que se atreve con la fantasía, la ciencia ficción e incluso con la literatura juvenil.

Debutó con El yelmo del caballero, publicado por AJEC en 2011, para luego continuar con Butterfly (la saga que hoy nos ocupa), de la mano de Kelonia Editorial en 2012, y este 2013 vio la luz Tormentas de verano, editado por Alupa Editorial.

butterfly_cover

Butterfly es una de las apuestas más interesantes y originales de cuantas he visto en mucho tiempo. Porque, seamos sinceros, dentro del mundo editorial eso de la innovación no se lleva mucho; parece que el que sale un poco es un rarito que no se va a comer un colín. Ay, si todos fuéramos un poco más abiertos de miras…

Ópera espacial en 5 cuadros (vuelto al tema, que me pierdo), es el título con el que Sergio R. Alarte, David Puertas y Kelonia Editorial presentaron esta primera entrega. ¿Qué tiene de especial? Lo primero, que cada número está dividido en cinco cuadros (capítulos) y cada uno de ellos lleva una ilustración de David Puertas. Si esto ya es interesante, más lo es aún el hecho de que David (un Crack, el tío) creó una aplicación para Android con la que sus ilustraciones se veían en 3D, y con movimiento. ¡UNA PASADA! Si a esto le añades que cada entrega tiene el muy económico precio de 4,95€, en papel, lo tienes todo listo.

Hasta la fecha se han publicado tres números: Ópera espacial en 5 cuadros, Hielo puro y Peligro y Placer. Cada cual mejor que la anterior. Todas con su propia tanda de ilustraciones. Y cada vez con más páginas (por el mismo precio).

42-86-large

Ahora, imagino, querréis saber de qué va. Lo primero que quiero destacar es que es una space opera (también conocida como ópera espacial u opereta espacial). Por si alguien no lo sabe, las space operas son un subgénero de la ciencia ficción donde se relatan historias acerca de aventuras tratadas de forma romántica y que en la mayor parte de los casos tienen lugar en el espacio. Se puede considerar la space opera como la continuación natural de las novelas de aventuras sobre escenarios exóticos y lejanos del espacio pero privado del elemento especulativo propio de la ciencia ficción. Los personajes suelen pertenecer al arquetipo héroe-villano, y los argumentos típicos tratan sobre viajes estelares, batallas, imperios galácticos, exhibiendo vistosos logros tecnológicos.

Aventuras en el espacio. ¿Se puede pedir algo más? Sin duda, y Sergio nos lo da.

La Butterfly es una corbeta con forma de mariposa, cuya tripulación está compuesta por el capitán James, la piloto Sasha y los mellizos mercenarios Tajo y Zarza. Juntos, se dedican a realizar todo tipo de actividades ilegales, siempre al margen de la ley y con la Autoridad Interestelar pisandoles los talones.

Ya os digo que sus aventuras serán legendarias, no solo por su espectacularidad y entretenimiento, sino porque les pasa de todo. De todo. No en vano, Sergio R. Alarte es un grandísimo fan de la fantasía y de la ciencia ficción, en todas y cada una de sus vertientes. Por eso, imaginaos aquello que más os guste, y muy probablemente Sergio haya extraído su espíritu y lo haya introducido en las páginas de su opereta. Semejanzas y referencias claras se muestran con originalidad dentro de una prosa única, ágil y absorbente.

Quienes conozcan la serie televisiva Firefly, por poner un ejemplo, muy probablemente encuentren similitudes y rasgos comunes. Sin embargo, que nadie se lleve a engaño, Butterfly no es una copia de Firefly, ni de Star Wars, ni de ninguna película, novela o serie. Butterfly tiene una personalidad propia (y fascinante) a la que se le suman pinceladas de todo lo que más nos gusta.

57-115-large

Repito la pregunta de antes: ¿se puede pedir algo más? Pues sí. Porque con cada entrega la historia crece y crece; y casi sin darte cuenta, eres un miembro más de la tripulación. Hasta el punto de que necesitas volar con ellos. Butterfly, os lo aviso desde ya, es tremendamente adictiva, y yo no hago más que esperar a que el equipo saque un nuevo número. Y lo mejor de todo es que nunca sé que esperar. Es imposible adivinar con qué nueva aventura nos sorprenderá esta vez, qué nuevo mundo visitaremos, qué nuevos amigos encontraremos y qué nuevos peligros tendremos que superar.

En definitiva, Butterfly es entretenimiento en estado puro. Horas de diversión, de imaginación y de amor por la ciencia ficción, la fantasía y las aventuras, en general. Una fascinante lectura, escrita por un autor igualmente fascinante, y con una serie de ilustraciones que, si tenéis un Android, no os podéis perder.

«La muerte de una mariposa podría cambiar el mundo. Así rezaba la inscripción en el casco de aquella mariposa gigante de fulgor plateado. La nave surcaba el vasto espacio con lentitud silenciosa, abandonada a los caprichos de la no gravedad. En su interior, había arrugas de sudor bajo el flequillo del capitán James. Miró el panel de control y empujó una palanca con ambas manos, suplicando porque se encendiera de nuevo la luz verde. La luz que marcaría la salvación o la muerte de las seis personas a bordo de su nave. Incluido su propio pellejo al que, a decir verdad, le había tomado un sincero aprecio, sin darse cuenta, a lo largo de tantos años de apostarlo a doble o nada.»  (Párrafo con el que Sergio dio comienzo a la saga Butterfly).

Anuncios